lunes, 21 de mayo de 2018

Fernando Gaibor: "Mi rendimiento se debe a la poca continuidad y confianza."

Por Fabian Sansotta.-
Fernando Gaibor dialogó en Muy Independiente Radio y fundamentó las causales a las que se debe su bajo rendimiento y como se logra un óptimo rendimiento a futuro: "Para ningún jugador es agradable no jugar mucho pero entiendo que es parte de la adaptación y que era un equipo armado. No se puede cambiar de la noche a mañana para darme paso y entrar en el juego. Sigo trabajando con mucha humildad y estoy tranquilo sabiendo que cuando me toque entrar, lo voy a tener que aprovechar al máximo. Desde que llegué soy consciente de lo que venía a enfrentar. El proceso de adaptarme a un club nuevo, un club grande, la única forma de alcanzar el máximo nivel es aportar con lo mío, soy un obrero más. Es un fútbol diferente al de Ecuador. Mi rendimiento se debe a la poca continuidad y confianza. Tengo que ir paso a paso demostrando en el campo de juego que puedo ganarme un lugar. Soy nuevo y siempre que llega alguien a un equipo, es difícil hasta que nos conocemos bien. En los últimos años jugué mucho de doble 5 adelantado. Cuando te cambian de posición luego de mucho tiempo, se complica un poco. Soy consciente de que mi etapa en Emelec culminó y por eso tomé la decisión de venir. Para nada me creo fantasía. Tengo que aportar con lo mío para el equipo. Las cosas se trabajan en grupo. Cualquier jugador teniendo continuidad y confianza hace cosas extraordinarias. Acá tengo que trabajar mucho. Hay que demostrarlo paso a paso. No creo que estén haciendo experimentos con nosotros. En lo personal me estaban siguiendo hace más de un año. Cada vez me siento más parte del grupo. Ha pasado un tiempo y permitió que nos conozcamos. En todo ámbito hay que ser prudente e inteligente para relacionarse. Todos me hacen sentir bien desde que llegué y eso me ayuda a trabajar más tranquilo. Estoy muy contento. Todos los días uno se encuentra con cosas malas como la de aquella vez en la concesionaria de autos pero también hay muchas cosas buenas. Siempre me quedo con lo positivo, con las cosas que ayudan a sumar en mi vida y a mi familia. Muchas personas han sido amables conmigo y eso no tiene precio”.