viernes, 12 de agosto de 2016

David Acevedo: "Se puede ganar o perder, pero la entrega tiene que ser total"

David Acevedo, uno de los campeones de la Copa Libertadores 1964, recordó que hoy se cumplen 52 años de ese primer logro internacional para el club, en "La hora del gran diablo", junto a Julio García y Fernando Mosquera.- El crack señaló: "Gracias por recordar estos momentos que se vivieron, que fueron importantes no sólo para Independiente, sino para el fútbol internacional.- Como decían Ferreiro y Maldonado, ganar la Copa era jugar contra selecciones de los partidos vecinos, no con gente que entraba en 3º o 4º lugar.- La Copa Libertadores de América tenía otra jerarquía que ahora.- 
Jugamos con Alianza Lima, Nacional, Santos... Yo jugué dos copas, esa de 1964 y la de 1965, y agradezco a Dios me haya dado la suerte de poder competir y poder ganar.-
Hace 52 años a esta misma hora estaba muy nervioso, era una cosa terrible como estaba la doble visera.- Veníamos de una concentración en zona sur, y en la zona de los siete puentes, ya en la calle Pavón, no se podía venir... No había banderas solamente de Independiente: era el equipo que representaba a la República Argentina.- Y había banderas de otros equipos también.- Había muy poca custodia, porque estaban sorprendidos por la enorme cantidad de gente que se volcó a ver este partido (contra Nacional de Montevideo, en la final, ganada 1-0 con gol de Mario Rodriguez).-
Acabo de cumplir 80 años, soy del 36, agradezco a Dios estar con salud, no sólo yo sino mi compañera desde hace 55 años.- Estoy muy contento y feliz con lo que nos tocó vivir a nosotros.- A los que están ahora, que los juzguen otros.- 
Yo tengo un agradecimiento a Manuel Giúdice, Adolfo Pedernera que me hizo saltar al equipo de primera. Fueron grandes futbolístas y grandes directores técnicos.- Eramos la mayoría de divisiones inferiores, eramos 9 de inferiores.- Solamente Mario Rodriguez y Savoy vinieron de Chacarita.- Los chicos no hablábamos, escuchábamos nada más.- En la vieja concentración de Independiente, concentré en 1956, y Carlitos Cecconato me dijo "Pibe que hacés acá" y me mandó al fondo a poner la pava para tomar mate... Y estaban reunidos con Grillo... La gente jóven no opinaba.- Y eso fue un gran éxito porque se hacía caso a las personas mayores, que inculcaban otras cosas, otros conceptos: la camiseta no se besa, no se aprieta: la camiseta se honra dentro del campo.- Lo dije en el Teatro Roma: Los grandes tienen que enseñar.- Eramos un grupo muy monolítico: difícil de romper.- 
Nosotros fuimos los creadores de los brazos en alto, de saludar a la gente y agradecer que llenaban los estadios para venir a vernos.- Nadie se podía ir sin saludar a la gente, agradecerle que hayan venido.- Fue una época que nadie puede olvidar.- Nos siguen reconociendo por algo que habíamos hecho. Había un gran respeto a la gente, ganando o perdiendo.- Había que perder tres kilos a lo largo del partido.- Si no tenías tres kilos menos, había problemas.- El profesor González García controlaba todo eso.- Se puede ganar, se puede perder, pero la entrega era total.- 
Luis Sagol es un señor, tengo un gran respeto por él, fue dirigente mío.- 
En 1967 salimos campeones, con Osvaldo Brandao de DT.- Era un gran técnico, un hombre que sabía muchísimo.- Hemos aprendido todos.- No teníamos representantes.- Yo vivo acá, al lado de la catedral.- Cada uno con seriedad tratábamos de hacer las cosas lo mejor posible.- 
Yo a los jugadores actuales, solamente les digo que se entreguen.- Tiene que haber una entrega total.- Yo no soy nadie para criticar a nadie, cada uno que rinda cuentas.- Yo vivo en Avellaneda centro, y recibo cariño de gente que no conozco.- "
Audio aqui