viernes, 29 de enero de 2016

¿Hasta cuando? Por Ariel Vilachá


NUEVAMENTE INDEPENDIENTE PIERDE POR RESPONSABILIDAD DIRECTA DEL RUSO RODRIGUEZ, QUIEN TIENE INCIDENCIA EN LOS 3 GOLES DEL CLASICO. PELLEGRINO ENCAPRICHADO LO SIGUE BANCANDO Y LOS HINCHAS YA ROMPIERON RELACION CON EL ARQUERO. CAMPAÑA PIDE PISTA ¿HASTA CUANDO LO BANCA? 
Por Ariel VIlachá para MAS ROJO
Es complicado cuando hay situaciones que están a la vista de todos, o por lo menos de casi todos. El problema es no saber reconocer que hay un problema, y ahí justamente está el problema, en no reconocerlo. Ante tanta evidencia si hay suficientes pruebas de un caso policial el juez, no tendrá más que analizar la notables pruebas y dar la sentencia.


Aquí, el juez, es Pellegrino, el entrenador, quien tiene sobradas pruebas para resolver el caso del arquero de Independiente, que ya no tiene ningún mérito para estar bajo los tres palos del arco rojo. Si por aquellos que defiendan su postura es por que "se banco la B" pues cualquiera de los 5 millones de hinchas, entonces, podría ser el arquero. Solo ha atajado unos pocos partidos en la estadía más dolorosa del club en esa categoría.

Quienes siguen nuestro comentarios, y en especial el mío propio, hace años (ya casi 4) que vengo sosteniendo que no está a la altrura de estar en el arco de Independiente y que llegó de manera fortuita a ser titular, porque pateaba penales en la reserva. Incluso nunca salvó partidos antes de la catástrofe, salvo un partido en cancha de Quilmes.

Desde allí hasta aquí le han convertido goles de todas las formas, de todos los colores, imposible sería repasarlos, dado que son inumerables. Claramente el ciclo está cumplido y Campaña pide pista.

Del partdo, se desvirtuó con la expulsion tonta del Torito Rodriguez, pero por esas cosas que tiene el fútbol, el rojo jugó mejor con 10 que con 11. Si hasta lo empató con ese gol de Lucero con una noche para el olvido, luego del no cierre de Toledo y otra mala salida del 1 en la ventaja de Racing poniendo el 1-0

Pero siempre hay un pero, y ese es el arquero que achica mal, sale con las piernas abiertas, con los pies para adelante y caminando en el segundo gol de Racing. Todo lo contrario a lo que dicen los manuales. Todo.

Y en el tercero pareció verse la repetición del gol del Independiente Santa Fe o aquel olimpico que le convirtiera Vélez en el 0-4 en el Libertadores. Al primer palo.

Así será complicado. Y si Pellegrino lo sostiene quien no se sostendrá será el propio entrenador, que de seguir bancanco al arquero, le hará seguir paerdiendo partidos y así terminará con su estadía como entrenador.

De él depende. De Pellegrino


Ariel Vilachá
http://masrojo.com.ar/images/1x5.gif