domingo, 21 de septiembre de 2014

Desconcierto y goleada: 4-1 lapidario

Independiente fue un desconcierto en el monumental.- Porque si bien en la semana el DT Almirón gritó a los 4 vientos que Independiente iba a salir a atacar a River, lo cierto es que la formación incial, con cinco defensores, mostraba todo lo contrario.- Ese fue el primer punto del desconcierto.-
El segundo, llegó a los tres minutos de juego, cuando tras un foul innecesario de Cuesta al que se suma un enorme error del arquero Rodriguez, le permitió a River, a través de un remate sin potencia de Pisculichi, ponerse 1-0 y destruir el esquema conservador de Independiente. Un equipo que siguió desconcertando al ver que muchos de sus jugadores tropezaban y caían en momentos clave, desconcertó la defensa al dar una enorme cantidad de malos pases que fueron causa de más goles, y cuando el equipo logró a través de Mancuello el descuento (2-1, foto) cuando atravesábamos el mejor momento y el empate no era una quimera, Cristian Tula demostró que es un ex jugador y en otro pase corto hacia el arquero habilitó a Teo Guttierrez para que selle el partido.- La defensa mostró una enorme lentitud y claros desacoples, el mediocampo no existió.- Pisano, si contra Quilmes se ganó la titularidad, hoy se ganó volver al banco, demostrando que no está para salir a la cancha desde el minuto 1 ni que tampoco está asimilado a las exigencias de la primera divisiónal del futbol argentino. Aprovechando otro error, Mora de emboquillada le puso forma a la goleada: 4-1 inapelable e indiscutible que obliga a serios replanteos. Independiente no sabe a que juega. Como decíamos, el equipo es un desconcierto. 

RODRIGUEZ (3)
BREITEMBRUCH (5)
TULA (2)
CUESTA (4)
OJEDA (4)
VILLALBA (3)
BELLOQ (4)
MANCUELLO (6)
PISANO (3)
MONTENEGRO (4)
RIAÑO (4)

Luego entraron:

MENDEZ (5)
PIZZINI (5)
ZARATE (s/p)