martes, 17 de junio de 2014

Ganadores y perdedores del día de ayer

Sin ninguna duda, el gran ganador de la jornada de ayer fue Hugo Moyano. La confirmación de su candidatura, sumada a la baja de cualquier oponente, prácticamente lo convierte en Presidente de Independiente, o por lo menos gran favorito a alzarse con la victoria electoral. Sorprendió a muchos anunciándose a poco del cierre, y entiendo que es muy positivo que en Independiente, de una buena vez, el poder real coincida con el poder formal y se deje de lado la maldita política de los últimos años de pretender gobernar al club por control remoto, a través de interpósitas personas, o "dando una mano desde afuera" sin comprometerse.- Hugo Moyano (y en general la Agrupación Independiente) fue la gran ganadora de ayer.


Noray Nakis también fue un vencedor.- Más allá de que no podrá coronar su legendaria aspiración a presidir el club, lo cierto es que su nombre había desaparecido de los primeros planos y estaba sin agrupación que lo cobije. Por lo tanto, este segundo lugar detrás de Moyano es una muy buena plaza para él, máxime teniendo en cuenta que es previsible que la gran cantidad de ocupaciones que tiene Hugo le deje el sillón presidencial prestado bastantes veces.-

Yoyo Maldonado también puede cantar victoria.- Parecía que la agrupación no tenía candidato, pero sacó a relucir sus dotes de estratega político y convenció a Hugo Moyano en el momento exacto. El cargo de Secretario general (cargo que ya ocupara en la gestión de Comparada) es un justo premio a su esfuerzo y tenacidad. 


Claudio Espósito también puede llamarse, en términos políticos, ganador, por cuanto que por primera vez encabezará una lista. Aunque quizá siendo tercero en el trinomio de Moyano habría podido tener más protagonismo en la gestión. Pero bueno, sabrá el porqué razón ha elegido ser cabeza de ratón y no cola de león.


Daniel Ferro obviamente ha sido ganador, por cuanto que, si bien Lista Roja no viene de buenas perfomances electorales, sigue siendo una lista tradicional y respetable, y encabezarla no es para cualquiera, sin perder de vista que este sector no tiene hoy por hoy figuras políticas de verdadero relieve.-


PERDEDORES


Daniel Grinbank ha sido el gran perdedor de la jornada.- Para muchos inexplicablemente, declinó de una inmejorable oportunidad para concretar sus constantes amagues de colaborar.- Hizo que gente muy capaz que se sumó a Puro Sentimiento Rojo realizara un trabajo titánico dando a conocer las bondades de la ley de salvataje, pero sobre la hora se burló de todos ellos y los dejó abandonados y desnudos. Grinbank ha demostrado que nunca tuvo real interés por Independiente y que sus negocios siempre estarán por sobre el club. Ha perdido derecho de hablar y opinar sobre Independiente, y también de mirar a la cara al grupo de jóvenes militantes a quienes defraudó incomprensiblemente.- Lógicamente, este grupo (encabezado por Fernando Montenegro) debe ser por lógica incluido entre los perdedores, aunque no lo han sido por culpa propia, sino por cobardía de la persona en quien confiaron. Duro momento para Fernando Montenegro, que en pocos días ha debido sufrir la muerte de su madre y el escarnio de la defraudación. Lo acompañamos en este trance.-


Daniel Bertoni es otro gran perdedor. Sus declaraciones son realmente ridículas. Decir que no fue a ver el partido del desempate por el ascenso "porque llovía", o que "Es inexplicable que las elecciones se superpongan con el mundial" , o declarar no conocer la ley de quiebras para luego encabezar un grupo de listas que la proponen, son grotescos propios de un programa cómico.- Demostró Daniel que lo suyo era el futbol, pero que evidentemente no estaba capacidato para la enorme responsabilizad que, tozudamente, desde el gobierno nacional querían imponerle. 


En menor medida, han fracasado también otras de las listas que integran las 11 que componen el mundo de Independiente, porque no presentarse a elecciones es un fracaso.- Y ni hablar de la patética Independiente Místico, virtualmente desaparecida de la política roja para siempre y cuya subsistencia como agrupación ya no tiene sentido. 

Bien, es un primer análisis. Veremos, con el tiempo, si las caracterizaciones de ganadores y perdedores se mantiene o modifica.-