sábado, 21 de junio de 2014

¿Se bajan o los dan de baja?


OLE 21-6-14

La nueva dirigencia buscará reducirles el sueldo a Montenegro e Insúa: si el dúo no acepta, no seguiría.

Antes de irse de vacaciones, Omar De Felippe lanzó un mensaje contundente. El técnico expresó su deseo de que Daniel Montenegro y Federico Insúa continúen en el club. Los integrantes de la Agrupación Independiente, el partido que se perfila para imponerse en las elecciones del 6 de julio, intentarán retenerlos a ambos, aunque impondrán algunas condiciones. Con un pasivo superior a los $ 440 millones, las arcas del Rojo piden a los gritos una reducción drástica del presupuesto. La necesidad perentoria de nutrir la billetera no admite erogaciones importantes de dinero. Y, según le confió a Olé un importante miembro de la AI, el contrato del Rolfi registra cifras similares a las que desembolsan algunos clubes de las ligas top del fútbol europeo. El vínculo del enganche caduca el 30 de junio y, salvo que esté dispuesto a reducir sus pretensiones económicas, su destino parece ser la puerta de salida.

El caso de Federico Insúa contempla los mismos matices. Apenas desembarcó en el club para disputar la segunda rueda de la B Nacional, trascendieron las cifras de su contrato y se instaló la polémica. Al Pocho aún le quedan seis meses, pero ninguna de las agrupaciones que se postularán en los comicios están de acuerdo con las cifras del vínculo que firmó durante la gestión de Javier Cantero (en total, el club deberá desembolsar u$s 1.000.000). Insúa ya manifestó que quiere seguir en Independiente, pero los directivos le propondrán bajar su salario. Si el enlace no acepta, intentarán cederlo a préstamo.

“Si el técnico no sabe si va a seguir o no, imaginate nosotros”, remarcó Cristian Tula en más de una oportunidad. El defensor también está sumido en la incertidumbre: aún le queda un semestre más de contrato, pero bajo las mismas condiciones: o el zaguero acepta bajar su salario, o lo bajan del barco...