jueves, 29 de octubre de 2015

Independiente quedó afuera de la sudamericana sin atenuantes.

Si bien una tardía y afortunada reacción de Independiente dejó la sensación de que se estuvo cerca, la realidad es que en el balance de los dos partidos, Independiente evidenció dos grandes puntos flojos: 1) el arquero y 2) el estado físico, al menos respecto de su rival.- 
Hoy, en Colombia, el primer tiempo fue para el olvido.- Cero peso ofensivo, cero creación de juego, ninguna llegada clara.- Santa Fé no fue más, pero en un córner como tantos, el arquero se queda clavado en la raya de gol como tantas otras veces, y el cabezazo del jugador colombiano marcaba el 1-0 para irse a los vestuarios, con una sensación de máxima frialdad.

En el segundo tiempo, el ingreso de Cebolla Rodriguez (realmente es una pena que sus problemas físicos le impidan demostrar a pleno su indiscutible talento) mejoró las cosas.- Ya desde su mismo ingreso, dejó sólo a Vera (de mal partido) y pudo ser el empate.- Con el ingreso de Lucero, Independiente llegó más, y de hecho el ex hombre de Defensa y Justicia generó bastantes chances para el poco tiempo que estuvo.- El ingreso de Aquino fue inexplicable. 
Ya sobre el final, una carambola absoluta generó un gol en contra que decoró las cosas, con un empate y dejando a Independiente a un gol de clasificar. El árbitro se apuró en terminar el partido (y fue en general más severo en sancionar nuestras faltas), pero lo que no se hizo en 180 minutos no puede hacerse en tres de descuento.- 
Flojo.

RODRIGUEZ (5)
TOLEDO (4)
PELLERANO (4)
CUESTA (5)
TAGLIAFICO (5)
VITALE (4)
ORTIZ (5)
BENITEZ (4)
VIDAL (4)
MANCUELLO (5)
VERA (4)

Luego

CEBOLLA RODRIGUEZ (6)
LUCERO (6)
AQUINO (s/p)