martes, 6 de septiembre de 2016

Beto Tisinovich: "Una Maxi Mezaza" (en Olé)

Por Beto Tisinovich para Olé
Una Maxi Mezaza
Hugo Moyano se reunirá hoy con Daniel Onofri, su par de Gimnasia, en busca de resolver la operación por el punta que pidió Milito para reemplazar a Fernández.

La Meza parecía servida, lista para que los comensales disfrutaran del momento y llevaran a cabo un negocio beneficioso para las tres partes interesadas: Independiente, Gimnasia LP y Sergio Carrizo, el representante. Sin embargo, ayer no pudo concretarse la operación, debido a una diferencia en la cifra, que incluye los impuestos. Por esa razón, hoy habrá un cónclave clave, que definirá la situación, entre Hugo Moyano, presidente del Rojo, y Daniel Onofri, la máxima autoridad del Lobo. Una mezaza, diría Mirtha Legrand.


La jornada fue agitada, condimentada por dos reuniones. Por un lado, la directiva del Diablo se reunió con Carrizo, el representante de Meza y dueño del 35% del pase. Luego, hubo una junta con los pares platenses, para tratar de limar las diferencias económicas por el 65% que tiene la entidad. Cabe destacar que la cláusula de rescisión del vínculo es de 3.000.000 de dólares y que Gimnasia pide 1.950.000 por su porcentaje o 1,8 por el 55%. El Rojo está dispuesto a abonarlo en 12 cuotas, mientras que GELP quiere seis pagos. Además, se le ofreció al intermediario un contrato de cuatro años y la cancelación del porcentaje restante en dos años.

Gabriel Milito pidió a Meza para reemplazar a Leandro Fernández, quien hoy será operado de la lesión ligamentaria en la rodilla derecha. “Esta semana se habló mucho. Estoy tranquilo, si se dá será lo mejor para el club y para mí”, describió el delantero en La Red. Entre líneas se deduce que está interesado en pasar a un grande y en crecer económico.

Por su parte, Gustavo Alfaro ejerció presión mediática sobre Onofri: “Le dije que si lo vende no va a poder caminar por La Plata. Es el jugador más importante”, explicó en Un buen momento (ver pág. 23). Hoy habrá una sentencia definitiva en el encuentro de los popes -entre las directivas hay buena relación y en este receso armaron un amistoso-. Las últimas veces que Moyano se involucró, torció el rumbo. ¿Podrá hacerlo de nuevo?