viernes, 28 de febrero de 2014

Enzo Trossero: "Velazquez-Galeano era la mejor zaga central y la desarmaron"


Viernes, 28 febrero 2014
Luego de la derrota contra Atlético de Tucumán, Infierno Rojo se sentó junto al exjugador, director técnico y múltiple campeón, Enzo Trossero para escuchar su experimentada opinión acerca del equipo, el esquema, la defensa y puntualizar en varios jugadores.
IR: ¿Qué sucedió con el equipo aguerrido de la primera rueda?
Trossero: Independiente estaba muy firme defensivamente y tanto en el partido de ayer como en los tres anteriores le costó mucho estar seguro. Indudablemente el cambio de figura en el equipo lo ha hecho retroceder, colocando tres mediocampistas ofensivos, quitándole posibilidades a otros jugadores de tener más la pelota.Lógicamente, que Atlético de Tucumán es un rival duro pero Independiente, jugando de local y en la tercera posición, debería haber jugado de otra manera.
IR: Luego del partido, Cristian Tula dijo que esta derrota fue un “cachetazo a tiempo”, ¿lo creés así?
T: Coincido en que es un golpe duro. El equipo había terminado muy bien la fase anterior, en pleno ascenso futbolístico y con resultados altamente positivos. Ahora, después de estos cuatro partidos complicados y perdiendo contra un rival directo, hay que repensar un montón de cosas, que seguramente De Felippe ya estará intentando arreglar. Él sabe manejar muy bien la situación y tiene un equipo con todas las condiciones para subir a primera división.
IR: Hace varios partidos no se repite una misma defensa, ¿la falta de continuidad lleva a errores determinantes?
T: Tres años atrás Independiente tenía la mejor zaga central del fútbol argentino, conformada por Galeano y Velázquez; hoy, definitivamente, la desarmaron y es lógico que cueste tanto rearmar a la defensa. Muchas expulsiones y lesiones también juegan en contra para que rara vez se repitan los cuatro del fondo. Es un tema para replantearse, porque pasan los partidos y no hay mejoras.
IR: ¿Creés que los máximos responsables de esta fragilidad son los defensores?
T: La culpa no es sólo de la defensa, porque todos los jugadores cometieron errores. Cuando un equipo juega muy ofensivamente, pero sin crear muchas situaciones de gol, deja para el contragolpe rival opciones muy claras que complican a cualquier defensor. Además, los delanteros de Atlético tienen categoría de primera división, son rápidos, inteligentes y goleadores y cuando un equipo se desarma de tal manera, como hizo Independiente, se paga muy caro.
IR: ¿Cuál es la razón por la cual la defensa siempre está desordenada?
T: Falta una voz de mando. En el fútbol se tiene que hablar, sobre todo los defensores. Pero no todos, sino que hay uno que tiene que ser el conductor de la defensa, mandar a los demás, y hoy yo no sé si pueden ser Tula, Morel o Velázquez.
IR: ¿La llegada del Pocho perjudicó al esquema táctico, generando desequilibrio?
T: Insúa es un jugador de gran calidad y lo demostró a lo largo de su carrera. El tema es que el equipo estaba armado de una manera, y su llegada obligó a poner tres volantes ofensivos, dejando de lado a algún jugador con mucha calidad, que pueda retener el balón, manejar la situación y   equilibrar. Ahora se hace todo un poco lento y monótono.
IR: ¿Zapata no puede ser ese jugador que desde el mediocampo nivele al equipo?
T: Martín era un jugador muy importante el torneo pasado y en estos últimos partidos, sobre todo en los primeros tiempos, le está costando bastante. Esperemos que mejore y vuelva a ser aquel jugador.
IR: Entonces, ¿seguimos esperando a Vidal?
T: Vidal había conseguido cosas muy importantes pero también Independiente tiene un plantel con jugadores realmente de mucha trayectoria y con campeonatos encima, quedeben liderar dentro y fuera de la cancha.
IR: Fuiste un jugador muy aguerrido, ¿qué les dirías a los jugadores de cara a este semestre tan decisivo?
T: De 17 partidos contra Racing no perdí ninguno, sé de clásicos, finales y partidos importantes; pero es muy difícil transmitirles eso a los demás jugadores. Uno no puede meterse en la piel de los demás y todo pasa por la confianza, la personalidad, la seguridad, la fuerza y la valentía de cada uno. Puedo hablar de mí, que cuando llegaba el final de los campeonatos era un tipo muy frío y pensante, y aunque decían que era muy calentón, arreglaba situaciones desde lo mental.
IR: ¿Y a los hinchas?
T: La gente debe seguir acompañando como ayer, que fue extraordinario, excepto los últimos diez minutos, donde se trastornó la situación. Si bien la gente sufre, deben saber que no ayudan en absolutamente nada para dar tranquilidad, para mejorar en el juego y para poder ascender lo más rápido posible.
IR: ¿Pero no debería ser al revés, que la tranquilidad se transmita desde el campo de juego?
T: Por supuesto, esas cosas se ayudan desde adentro hacia afuera, pero si desde la cancha perdieron la tranquilidad, ojalá que los hinchas de Independiente, que acompañaron siempre de una manera extraordinaria, apoyen más para poder auxiliar al equipo. En la seguridad del jugador se ve la seguridad de la hinchada.
IR: ¿Quisieras volver a trabajar para el club? Se te ha mencionado previo a la llegada de Brindisi.
T: Yo le di muchísimo a Independiente. Como jugador más de 300 partidos y varios campeonatos, y numerosos años como técnico, sacando muchos jugadores. Lo que siempre me extrañó es que después de 15 años y 25 técnicos, yo nunca haya vuelto a dirigir al club. Pero cada uno sigue su camino, y yo no puedo volver si no tengo buenas relaciones con la comisión directiva.