sábado, 27 de diciembre de 2014

Clarín: Fin de la historia de Montenegro e Independiente


Por ADRIAN MICHELENA (Clarín).-

La imagen que devolvió el semestre para el Rolfi Montenegro la retrata la foto que ilustra esta nota. La postal del enlace del Rojo, yéndose cabizbajo, mirando el césped, y enfilando para el banco de suplentes se repitió una y otra vez en el último torneo. No lo quería el técnico Jorge Almirón.
Y con sus gestos, se lo hizo saber desde un principio. Lo sacó en 13 de los 19 partidos que jugó en el campeonato. Eso lo fastidió demasiado a Montenegro. Pero el operativo desgaste llegó a su fin. Porque según pudo averiguar ayer Clarín, Montenegro no seguirá jugando en Independiente, según lo decidió la Comisión Directiva del club comandada por Hugo Moyano junto al actual entrenador.
Apenas llegó al club, allá por junio, Moyano tenía un certeza irrefutable. Según cuenta su entorno, el líder camionero estaba convencido que para dar vuelta esta historia, tenía que separar del plantel a cuatro históricos. Y con el tiempo, puso manos a la obra. Primero, le cortaron los víveres a Morel Rodríguez, después a Federico Insúa. Ahora, es casi un hecho la salida de Cristian Tula, que rescindirá su contrato. Y ayer, terminó de madurar el tema Montenegro, el último sobreviviente del título del Apertura 2002 que tenía el plantel. ¿Por qué no seguirá en el club el Rolfi? El entrenador no lo tenía en cuenta para el próximo año, y la decisión fue apoyada por la dirigencia.
Al final, el cuarto ciclo de Montenegro en Independiente no terminó con las luces que él esperaba. Pocos se acuerdan de que él fue el guía que marcó el camino para el retorno a Primera del equipo. Y que en la máxima categoría, disfrutó haber sido una de las figuras en el clásico ante Racing. Todo lo bueno que hizo en la cancha, no le alcanzó al Rolfi, que terminó ganándose un lugar a fuerza de buenos rendimientos. Eso sí, nunca terminó de convencer al entrenador. Y su relación con Almirón terminó de agrietarse cerca del epílogo del campeonato, en La Bombonera ante Boca.
Allí, con el partido 1-2, Almirón quiso sacarlo para poner a Pisano, pero Montenegro se negó a salir. Ese gesto quedó grabado en las repeticiones de las cámaras de la televisión. Después se dijo que el cuarto árbitro había marcado mal el cambio. Y que el que debía salir no era el Rolfi ¿Habrá sido así? Lo cierto es que Montenegro acababa de recibir un golpe más fuerte que la patada que le aplicó Krupoviesa en un Superclásico del 2006. Minutos después, el técnico terminó sacando al Rolfi para hacer ingresar a Penco. Y alimentó aún más la polémica. Para colmo, Almirón le envió un mensaje por los medios a Montenegro: "Todos están en la mira cuando se aspira a crecer".
Almirón, que ya regresó de sus vacaciones en México, le había comunicado a la dirigencia que no lo iba a tener en cuenta al Rolfi, pero en este tema se presentó un escenario dirigencial con pluralidad de voces. "Montenegro es un jugador de la puta madre, difícil de reemplazar, pero el tema ya está cocinado, porque el que arma el equipo es el técnico y le tenemos que dar el apoyo total", le comentó un dirigente a Clarín. "Tuvo una segunda parte del semestre estupenda, pero Almirón no lo quiere, quizás no encaja en el esquema con el que quiere jugar en el otro torneo", agregó otra fuente.
No obstante, al margen de querer seguir recortando el plantel, Almirón tiene el deseo de seguir jugando con enganche, y le daría todo su apoyo a Pisano, para que se consolide de una vez por todas.
En el club quieren sacarse este tema de encima, porque el lunes estarán afectados a la Asamblea en la Sede. Y le comunicarán la noticia a Alejandro Bouza, agente del jugador. No será fácil la desvinculación. Al Rolfi, que se encuentra de vacaciones, le queda un año de contrato (en julio esta dirigencia le había renovado). Y deberán charlar largo y tendido para arreglar los números de su salida.