domingo, 21 de diciembre de 2014

Yo fui testigo: a 31 años de un título inolvidable

En esa época, Independiente tenía hambre de título, porque ya hacía cinco años que no ganabamos un torneo ( en ese tiempo, una enormidad) y se nos habían escapado dos campeonatos a manos de Estudiantes por un punto.- Nito Veiga se tuvo que ir, y vino el Pato Pastoriza, que hizo algunos cambios al equipo (desplazó a Morete, Killer y Olguín para afirmar a Clausen, Enrique y Percudani respectivamente) y no sin esfuerzo, el objetivo se logró.- Para coronarlo, había que ganarle a Rácing en la doble visera.- A un Rácing que había descendido la fecha anterior, al perder con su homónimo cordobés- Ese 22 de Diciembre de 1983 (era un día de semana) me ubiqué en la por entonces tribuna Alta Cordero (hoy sería la alta Bochini o, conforme su nombre correcto, la alta Sande) dispuesto a disfrutar de una casi segura victoria.- Independiente dominaba, y a poco del final del primer tiempo, llegaría el pase de Bochini para que Giusti, en el arco de las vias (hoy Sur) convirtiera el primer gol (foto).- Ya el título era nuestro.- En el complemento, a los 5 minutos, Trossero de larga distancia pone el 2-0 definitivo.- En ese momento, el principal rival, pasó a ser el propio público de Independiente, ansioso de entrar a la cancha, con lo que el partido podría suspenderse y dejar los festejos verdaderos en la incertidumbre.- A los 20 del segundo tiempo, un energúmeno ingresó en cuero desde la tribuna de la visera (hoy norte) y corrió en medio del partido hasta donde estaba Bochini, para pedirle la camiseta..... Fue retirado por la policía, pero después entró otro, y otro, y otro.... Recuerdo a Trossero sacando hinchas a golpes de puño, y al propio Pato Pastoriza agarrándolos del forro del pantalón y devolviéndolos a la tribuna.... Yo creo que Independiente pudo haber hecho más goles ese día, pero prefirieron no hacerlos para evitar el desborde del público incontrolable.- Finalmente, la invasión fue definitiva faltando uno o dos minutos (el partido no terminó por decisión del árbitro, sino por invasión del campo). Eramos campeones y Rácing se despedía de la primera, todo el mismo día.- Hoy hace exactamente 31 años.- Yo fui testigo. Fue verdad.