sábado, 26 de diciembre de 2015

Jorge Almirón: “No me arrepiento de nada de lo que hice en Independiente”

Por Nahuel Lanzillotta para Clarín


De repente, todo es granate en la vida de Jorge Almirón. Apenas se sienta para charlar con Clarín sobre su nueva aventura al frente de Lanús tras su paso por Independiente, este director técnico de 44 años -que también dirigió a Defensa y Justicia y a Godoy Cruz en el fútbol argentino- levanta la mirada y se topa con José Sand, flamante refuerzo, en la televisión. "Veo cómo se emociona y me imagino que debe volver con un gran compromiso porque quiere mucho al club. Anduvo muy bien en Aldosivi. Yo espero que, más allá de lo futbolístico, su aporte sea mucho más amplio: en el vestuario, en la conformación de un grupo, en el planteo de los objetivos", se entusiasma Almirón mientras se sirve un vaso de agua fresca para combatir la calurosa tarde de diciembre.

-¿Qué te sedujo de Lanús?
-Lo que primero me sedujo es que me quisiera contratar. Es un club serio, que trata de respetar los procesos. Lo vengo siguiendo desde que estoy dirigiendo en la Argentina. Tuve oportunidad de irme a México, pero quería quedarme en Buenos Aires para no tener que cambiar todo de nuevo.

-¿Te gustaba el Lanús del Mellizo?
-Me encantaba el equipo que ganó la Copa Sudamericana, lo enfrenté con Godoy Cruz. Me acuerdo la formación de memoria porque fue uno de los equipos que más me llamó la atención. Tenía cosas muy marcadas como la llegada al área de los volantes, el muy buen juego aéreo, los delanteros. Ojo, después fueron vendiendo y fueron cambiando cada seis meses a varios futbolistas. De ese Lanús que ganó la Copa vendieron 14 jugadores.




-¿Hoy con qué plantel te encontrás? ¿Podrás hacer ese juego ofensivo que pregonás?
-Hoy tiene muchos jóvenes con potencial entre algunos experimentados. Es un buen plantel y se le puede sacar provecho. Quiero conocerlos bien a todos y preguntarles si se animan a hacer algo diferente. Creo que lo van a hacer. De entrada no voy a variar el dibujo táctico que vienen usando porque es como se sienten más cómodos. No haré un cambio brusco hasta que trabajemos con más tiempo.

-¿Qué te dejó la experiencia en Independiente?
-Aprendí todos los días. Había una vorágine impresionante por la gente, la prensa, los resultados. Estuve mucho tiempo en los medios y eso es algo incómodo para mí porque no me gusta mucho y no sé cómo manejarlo. A mí lo que más me gusta es trabajar con los jugadores. De entrada se dieron los resultados y se jugaba bien. Se generó la polémica sobre qué era jugar bien y qué no. A lo último los resultados tampoco es que fueron alarmantes. En el segundo campeonato perdimos un solo partido, contra Racing. Me fui porque la gente ya venía bastante excitada, por decirlo de algún modo. Pero no me arrepiento de nada de lo que hice. Hay veces en que uno se equivoca, aunque siempre hice todo con la intención de lograr una mejora. Fue un gran proceso que dejó un plantel sano, con un vestuario sano. No tengo nada para reprochar.


-¿Te llamó la atención que fueran a buscar a Mauricio Pellegrino, de un estilo muy diferente al tuyo?
-Tuve una muy buena relación con los directivos y hasta me preguntaron qué pensaba de Pellegrino. Les dije que sus equipos son muy ordenados, que tiene un perfil serio y que podía transmitirle a los futbolistas todo lo que él había ganado como jugador. Creo que Mauricio aprovechó nuestro proceso. Esto no se trata de cambiar todo porque los resultados no se dieron. Yo también agarré lo que hizo De Felippe en su momento. Pellegrino trajo un par de jugadores importantes, está más ordenado y sólido. Mirándolo desde afuera vi partidos en que Independiente jugó muy bien y lo disfruté como hincha.
-La mayoría de los hinchas del Rojo no te quería. ¿Qué te dicen cuando te cruzan por ahí?
-Los que me crucé en la calle siempre me trataron muy bien y valoran lo que se hizo. Nunca tuve problemas, me saludan y hasta me piden fotos. Es gratificante porque ven que hubo buena intención.

-¿Qué puestos necesitas reforzar?
-Primero necesito conocer bien a los que están. Y ojalá que al 4 de enero lleguen todos, ja. Quiero ver a todos, a los que vuelven de los préstamos también. En base a eso iremos buscando en dónde nos tenemos que reforzar. No creo que sea mucho porque hay jugadores que necesitan continuidad.

-¿Creés que en Lanús vas a trabajar más tranquilo en el día a día?
-No. Lo único que varía de un club a otro es el entorno, pero la exigencia es igual en todos lados. Así se vive el fútbol acá, todos los días.