lunes, 29 de junio de 2015

Miguel Pepé Santoro: "Independiente era una verdadera familia"

Al cumplirse 40 años de la obtención de la Copa Libertadores de América de 1975, en LA VISERA se entrevistó a un patriarca de la gloria roja, MIGUEL ANGEL SANTORO, quien si bien no participó de esa copa en particular, es parte de la historia grande del club: "Arrancamos con la Libertadores en 1964. No se le daba mucha importancia en la Argentina a la Libertadores, en 1963 se ganó interés al jugar Boca contra San Pablo, y en 1964 la gente, con Independiente, empezó a valorar la copa y la parte internacional, ya que jugaba un equipo de cada país.- Ganamos dos seguidas, 1964 y 1965, y luego retomamos en las de 1972, 1973, 1974 y 1975, que fue la única que no jugué porque ya estaba transferido al Hércules, pero de todos modos la viví muy intensamente.-
Independiente tenía un conjunto de grandes jugadores, era una familia, un verdadero grupo humano muy considerado.- La amistad entre nosotros se sembró a partir de las giras, una hermandad que se veía en el momento justo.- 
La del 64 y 65 era un equipo muy equilibrado, fuerte, con contundencia de gol y una defensa invulnerable.- Pero el equipo del 72/73, teníamos una gran defensa y un gran medio campo, y Bochini y Bertoni le dieron el toque que faltaba.- En 1970, con Cortés de presidente, Independiente estaba mal económicamente y vendió a Yazalde, Tarabini y Artime, y llegaron Balbuena, Maglioni y empezamos a jugar en forma resultadista, aguantábamos bien atrás y con algún golcito ganábamos.- Cuando me fuí de Independiente, tenía las tres copas en un año, y eso es un orgullo de por  vida.-"
Audio aqui