viernes, 5 de mayo de 2017

Ricado Bochini. "Barco va a crecer más jugando contra Rácing"


"Barco va a crecer más jugando contra Racing"

Nota de Olé

Bochini dio su punto de vista sobre la decisión del club de no ceder al juvenil a la Sub 20. "Acá tiene el puesto asegurado y, si viajaba, quizá no tenía posibilidades de jugar", sostuvo el 10, que también le dio algunos consejos al la joyita para que mejore su juego.

No abundan los jugadores que recibieron su beneplácito. Lograr la aprobación de Ricardo Bochini tiene mucho valor en Independiente, donde su palabra es sagrada y sus sentencias no están demasiado lejos de ser consideradas profecías. Ezequiel Barco es la nueva debilidad del máximo ídolo de la historia del Rojo. En diálogo con Olé, el Bocha comentó que lo entusiasma ver jugar a la joyita del club.

-¿Qué evaluación haces de los rendimientos de Barco?
-Es un jugador de esos que ya no se ven mucho. Ha tenido buenos rendimientos en varios partidos. Le veo muchas condiciones, es rápido y muy habilidoso. Resuelve a gran velocidad. En algunos partidos no entra mucho en juego porque Independiente generalmente ataca más por derecha, por el lado de Rigoni. Y Barco es un jugador que, por sus características, tiene que entrar en contacto con la pelota muy seguido para poder jugar bien. Eso no es culpa de él. Tiene que tener un socio que se le arrime, que se muestre para armar.
-¿A quién ves como candidato a cumplir esa función?
-Debe ser Benítez. Barco levantó mucho desde que Martín empezó a ser titular. Es su socio ideal. Se entienden bien porque los dos son parecidos: hábiles y rápidos. Encaran a los defensores mano a mano y no se esconden.
-¿Qué le recomendarías a Barco en cuando a su juego?
-Muchas veces veo que gambetea a dos jugadores y quizá no toca la pelota. Tiene que aprender a entregarla en el momento justo, después de sacarse de encima al primer marcador. Igualmente lo he he visto dar pases muy buenos, está aprendiendo y lo veo bien. Recién tiene 18 años y va a mejorar mucho. Físicamente se lo nota más fuerte, te das cuenta en sus arranques. El año pasado le faltaba mas fuerza para cambiar de ritmo y gambetear. Ahora no lo desacomodan.
-¿Le ves capacidad para leer el juego?
-Sí, y eso es fundamental porque hoy en día no lo tiene casi nadie. Contra Arsenal le dio un buen pase de 25 metros a Nery Domínguez, que entraba por el medio, remató y la pelota pegó en el palo. Frente a Alianza Lima le puso un gran pase a Rigoni, que la tiro para atrás y después Benitez erró el gol. Y contra Talleres también le metió una pelota bárbara a Rigoni. Es un pibe que siempre busca tirar la pared, triangular. En cada partido está jugando mejor.
-¿Qué tan relevante es para sostener la idea de Holan?
-Es fundamental. Independiente se va a enfrentar a varios rivales que le van a jugar con mucha gente atrás. En el plantel hay jugadores que gambetean cuando les tiran la pelota larga, pero Barco resuelve en espacios reducidos y también es rápido para correr arrancando desde mitad de cancha. Cerca del área tiene cambio de ritmo para entrar y es muy peligroso. Estamos hablando de un jugador bastante completo.
-En Inferiores jugaba de enganche y ahora arranca desde la izquierda. ¿En qué función pensás que puede rendir más?
-Ahora lo veo bien donde está. Quizá con el tiempo puede pasar a jugar de enganche, pero en este momento tiene que ubicarse por izquierda. Además, esa posición le da la posibilidad encarar hacia el medio.
-¿Qué opinión te merece lo que pasó en torno a su convocatoria al Mundial Sub 20 de Corea?
-Lo que pasa es que no sé si iba a ser titular. Quizá viajaba y no terminaba jugando. En Independiente tiene el puesto  asegurado y allá quizá no tenía posibilidades de jugar. En el Sudamericano, si bien es cierto que él no anduvo bien, tampoco ha tenido la confianza que tiene en Independiente.
-¿Entonces para él no era conveniente ir?
-Creo que va a crecer más jugando contra Racing. Acá va a tener roce con jugadores más grandes. En el futuro es probable que tenga chances en la Selección.
-Dijiste que Benítez es el socio ideal para Barco, pero muchos hinchas lo resisten. ¿La gente debe tenerle más paciencia?
-Sí porque está levantando. Contra Arsenal le anularon mal un golazo y ante Estudiantes la metió de chilena. Hace rato que viene bien. En el primer partido de Holan, contra San Martín, entró 30 minutos y metió un tiro impresionante de zurda al palo. Con Rafaela hizo la jugada del empate: a Gigliotti no le llegaba la pelota y él le dejó el gol servido. Es un jugador determinante. Con él, Rigoni, Barco y Gigliotti, Independiente tiene un muy buen ataque.
-¿Con este plantel alcanza para jugarle de igual a igual a cualquiera?
-Con lo que tiene arriba, en el medio, y atrás, que también hay una muy buena defensa, Independiente les puede pelear a todos. Antes el equipo llegaba muy poco al arco contrario. No tenía agresividad ni cambio de ritmo. Ahora  crea situaciones. Es cierto que también le van a crear porque arriesga. El equipo ha crecido de forma notable. Y tranquilamente podría haber ganado más partidos de los que ganó.
-Después de Newell's se viene Racing. ¿Imaginás a Independiente apostando al contragolpe?
-Independiente le puede ganar a Newell’s en Rosario y a Racing también. Ahora vos ya sabés que el equipo le va a hacer partido y a jugar de igual a igual. Antes enfrentabas a Racing y sabías que ellos iban a tener muchas más chances de ganar. Ahora no. Holan está armando un buen equipo.
-¿Estás conforme con el fútbol que propone?
-Si, me gusta bastante. El equipo no para: juega con la misma intensidad desde el minuto 0 al 90. Y va para adelante, ¿viste? Esa es la propuesta que debe tener Independiente. Después, tenés que tener algo de suerte. A Gigliotti contra Estudiantes y a Benítez ante Arsenal les anularon goles que, desde mi punto de vista, fueron válidos. Independiente no es el mejor equipo de la Argentina, pero está jugando bien y merece tener más puntos de los que tiene. Lo que cambió es que antes no tenía continuidad en el juego y el equipo quedaba partido. Desde que llegó Holan, en partidos oficiales Independiente fue superior a todos. Eso me entusiasma.