miércoles, 31 de agosto de 2016

Lucas Pusineri en "Creando Identidad Roja"

Por Ivan Puga para Con Estilo Rojo

Este miércoles, se llevo a cabo la tercera charla de “Creando Identidad Roja”, ciclo ideado con el objetivo de fomentar el sentido de pertenencia del club a los más de 200 juveniles que se están formando en el predio de Villa Domínico. Ésta vez, el encargado de brindar la charla fue Lucas Pusineri, campeón del Apertura 2002 con Independiente. También se proyectó un video con la carrera del ex futbolísta.


“Venir a Independiente y encontrarme con amigos es muy grato. No es fácil perdurar a través del tiempo en una institución” comenzó diciendo el ex jugador del Rojo.

Luego, contó como fue su experiencia vivida en las divisiones inferiores: “Cuando llegué a Sexta abandoné el fútbol por saturación y por estudio. Sentí que algo me faltaba. Terminé mis estudios pero volví al fútbol, a los 20 años entrené con jugadores libres, mi objetivo era que me vieran y dejar atrás los cuatros años que dejé el fútbol, ahí me vieron de Almagro. Pasé de jugar 80 minutos en un amistoso de un equipo de la D, a estar a prueba en Nacional B. Me di cuenta que tenía que dar lo mejor en todos los entrenamientos, y aprovechar las oportunidades” y agregó: “Es distinto jugar en un grande. Cuando lleguen al profesionalismo van a entrar al vestuario y van a ver que es muy distinto”.

Después, el ex volante prosiguió con frases muy motivadoras acerca de la la superación y la perseverancia. “Siempre el futbolista tiene alguien por quién luchar, y que le da fuerzas para seguir. Nunca hay que olvidarse de donde vienen. El fútbol es grupal pero hay que ayudarlo individualmente, Hay que superarse. Esto es un deporte de equipo y al equipo lo conformamos teniendo bien la cabeza todos. Los juveniles tienen que ser equilibrados en su mente, si uno no está bien equilibrado de la cabeza, paga las consecuencias. Tienen que saber llevar la ilusión para que no les juegue una mala pasada”.

Más adelante, “Pusi” aconsejó a los pibes en cuanto a cuáles deben ser sus aspiraciones: “Si están acá es porque tienen condiciones, en Independiente no está cualquiera, defiendan su lugar. Sin carácter y temperamento no se llega a ningún lado. Si están pensando en llegar a primera para firmar contrato, tener mejor auto y por las minas, están equivocados. Yo tenía el auto más viejo, no me importaba. Estaba con la mente puesta en ganar. Céntrense en el fútbol nada más, la gloria les va a traer todo eso y más… Tienen que poner como prioridad ganar títulos. Sean respetuosos, pero cuando les den la pechera y estén dentro de la cancha, mátense”.

En referencia al partido por la penúltima fecha del Apertura 2002, en el que convirtió el famoso gol de la victoria para el Rojo, expresó: “Con Boca en el 2002 fue una final, concentramos cinco días antes de ese partido. Prepárense para todos los momentos de presión que van a vivir. Hay que pensar los partidos desde el día anterior. La primera pelota dividida no la puedo perder nunca”.

Finalizando la charla, Lucas Pusineri dejó estas palabras a recordar, entre ellas hizo referencia a la joya Ezequiel Barco: “Sean buenas personas, primero esta la persona y después el jugador de fútbol. Cuiden el lugar en el que están ahora. Todavía son futbolistas amateurs, para ser profesional hay que rendir. A Barco admirenlo, pero también tengan esa necesidad de estar en su lugar. Tuve por 14 años fines de semana comprometidos. Pero vale la pena, es muy lindo” y para concluir, cerró: “Independiente es mi casa”.