jueves, 29 de junio de 2017

Ricardo Pavoni recordó la Copa Libertadores de 1975

Ricardo Elbio Pavoni estuvo en Nacido en Avellaneda recordando junto a Daniel Galoto que hoy se cumplen 42 años de la obtención de la Copa Libertadores de América edición 1975, la última de esa etapa gloriosa de cuatro trofeos sudamericanos consecutivos (luego se ganaría la de 1984).- El "capitán de América" recordó: "Ese año, habíamos empezado con mucha dificultad las semifinales, ya que habíamos perdido 2-0 contra Rosario Central y contra Cruzeiro.- Por suerte luego en Avellaneda ganamos a Central por el mismo marcador, y contra Cruzeiro fue el famoso e inolvidable partido donde debíamos ganar 3-0 y se logró.- Ese día, el partido se jugaba a las 9 de la noche, y ya desde las 5 de la tarde el estadio estaba lleno, con toda la ilusión de lograr la hazaña.- En en final del primer tiempo, hubo una mano que fue penal para nosotros, pude convertir, y en el segundo tiempo ya salimos con la idea de lograr los otros dos goles.- El primero fue olimpico de Bertoni, y finalmente en un corner que yo pateé Ruiz Moreno se anticipó al lateral y fue el gol necesario para ir a la final.- En Chile había aún mucho recelo por el recuerdo de las finales contra Colo Colo, y perdimos 1-0 con gol de Ahumada.- En Avellaneda, ganamos 3-1, también convertí un gol de penal, donde Commisso ya había convertido gol pero el árbitro lo anuló para dar penal.- Ahí llegó la final en Paraguay, donde además de mostrarnos con Arsenio Erico para despertar simpatía, al llegar entregamos pelotitas de cuero de nombre Independiente que tiramos al público.- Se logró comenzar el partido con la gente a nuestro favor.- Se ganó 2-0.-

La vuelta olímpica que más me queda grabada, es la de Montevideo contra Colo Colo. Porque se gana en el segundo tiempo del alargue con todo Montevideo en contra. Habían tenido la argucia de llevar al arriero. Faltando cinco minutos Giachello hace el gol, que fue la emoción más grande.-En Paraguay, Arsenio Erico me entregó la copa en el palco, y fue una gran emoción, son cosas de las que no te podés olvidar fácilmente.-
Está el festejo de vestuario, la foto con Epelboim (la que vemos en este post, gentileza de Agrupación Independiente).- Eran festejos tranquilos: cantando, con alegría, pero sin hacer locuras ni salir por las calles. José Epelboim vino al vestuario, y estuvo como loco.- El presidente de Olimpia quería hacer un partido amistoso, y le dijimos que no porque estábamos muy cansados, queríamos volvermos.- Como no se jugó ese partido, no se pudo conseguir vuelo, y debimos volver en un micro doble camello: tardamos dos o tres días en llegar a Buenos Aires.- El micro iba parando en todos los pueblos de la ruta. Viajaba con nosotros José María Muñoz, y en cada pueblito conseguía un teléfono y hacía una transmisión desde donde estábamos.- La gente nos aplaudía, pero no llegábamos nunca a Buenos Aires, era una locura.- Se jugó el 29 de Junio y llegamos el 1 de Julio, justo al año de la muerte de Perón, por eso no se festejó mucho porque no quedaba bien. pero en la sede nos recibieron con mucha alegría.-
Lamentablemente ahí se cerró un gran ciclo. En 1976 ya hubo un recambio de jugadores: no estaba el Zurdo López, Sá, Perico Perez, yo estaba por largar, había venido Quiroga y el equipo se estaba diezmando, no en lo futbolístico, pero sí en la personalidad.- Perdimos con River en cancha de Velkez, con gol de Pedro González en una falla de Quiroga, y conectándome con Perfumo en el vestuario le dije que respetaran la historia e hicieran lo imposible para ganar para la Argentina. pero River perdió contra Cruzeiro esa final.-
Queda la tranquilidad de que el equipo jugó bien. Lamentablemente erró un montón de goles y erró el penal Barquito, pero te das cuenta que estás por buen camino, y tenemos la esperanza y la chance de volver a dar el salto de nuevo.- Barquito pateó los últimos penales y el mismo periodismo destacaba la personalidad que tenía... En este lamentablemente quiso cambiar.- pero la linea más corta entre dos puntos es la línea recta, y el arquero tuvo la chance de llegar. Pero el camino está floreado para hacer las cosas como corresponde, vamos en el camino correcto.-
Siempre el penal dependerá del futbolista.- Burruchega no le pegaba fuerte, pero tenía gran seguridad en la pegada, le pegaba seco y bien. El Bocha nunca pateó penales, poorque su característica no era pegarla fuerte, sino colocarla, lo que le da más chance al arquero.- Si el pie de apoyo va mas atrás de la pelota, cambias la posición. Si estás cerca de la pelota, va a salir recta.- La altura del pecho del arquero es importante, arriba de eso es difícil, siempre se agazapan y no tienen tiempo de reaccionar.-
Roma a Delem se le adelantó y casi salió a trabarlo, a Barco también se le adelantaron.- El árbitro no tuvo la personalidad de decir "va de vuelta" porque sabe que en la semana se hablará de eso.- "
En la foto, vemos de izquierda a derecha, a Daniel Bertoni, Rubén Galván, Luis Carrica (semi oculto), Perico Perez, Percy Rojas, Ricardo Pavoni, el Zurdo López, y en medio de estos dos últimos se alcanza a divisar el rostro de José Epelboim, factotum de esta (y otras) conquistas.-
Audio aqui: