miércoles, 5 de julio de 2017

La Nación: Como cumplir el sueño de los Moyano de jugar la Copa Libertadores

Por Johnatan Wiktor
La primera parte del campeonato fue una daga con efecto retardado. Ni siquiera el supersónico despertar con Ariel Holan fue suficiente para que Independientealcanzase su objetivo. El equipo nadó firme durante gran parte del océano, pero se ahogó en la costa: el lastre de los seis meses con Milito, signado por los malos resultados, fue imposible de soportar.

El Rojo se quedó en la puerta, a un punto de clasificarse a la Copa Libertadores del próximo año, el objetivo de una institución que, en su búsqueda por renacer, necesitaba de un boleto al torneo más prestigioso del continente, el que lo tiene como máximo ganador de la historia, con siete trofeos. Ahora, en medio de la frustración, el club de Avellaneda afrontará un semestre con dos planes para conseguir un lugar extra: la Copa Sudamericana y la Copa Argentina, dos vías directas para la competición madre. El desafío, de hecho, empezó hace pocos días: el mercado de pases se planteó como la piedra angular del muro. Independiente busca equilibrar su plantilla y evitar una posible sangría. Sus primeros pasos, sin embargo, fueron en falso.
Luego del empate con Lanús, que terminó por dejar a Independiente afuera de la Libertadores, Pablo Moyano -hijo de Hugo y vocal- fue explícito. Molesto por el resultado pero satisfecho con el funcionamiento del equipo, dijo: "Ya está. Ahora queda pelear la Sudamericana y la Copa Argentina. Vamos a armar un equipo para que Independiente vuelva a cumplir nuestro sueño, que es jugar la Libertadores". Su padre fue aún más directo: "Vamos a estar en la Copa". Pero los primeros días en el mercado no fueron sencillos. Tras ir sin éxito por Paolo Goltz e Ignacio Scocco, el Rojo ha tenido que bajar la vara de sus deseos.

Entrada la madrugada del lunes ocurrió otro imprevisto: el boliviano Alejandro Chumacero, un correcto volante por el que el club pensaba pagar una cifra cercana a 1.400.000 dólares, desestimó el ofrecimiento cuando la operación estaba a punto de cerrarse. "Por motivos personales he tomado la determinación de permanecer en el Tigre", reconoció el futbolista de The Strongest en un comunicado. Dos horas antes, Jorge Damiani, secretario deportivo, se llevaba un chasco y decía: "Entre el lunes y el martes Chumacero viajaría para sumarse al plantel". Unos días antes, el propio Damiani se refería a la complejidad para reforzar el plantel: "A veces me pongo colorado con las cifras que nos piden. El hincha debe entender que Boca y River tienen otra billetera. No vamos a endeudarnos ni a nosotros, ni al que venga atrás, ni al que venga en diez años".
El miércoles de la semana que viene, Independiente abordará la primera prueba del segundo semestre cuando reciba a Deportes Iquique de Chile, por el partido de ida de la segunda fase de la Sudamericana. Será el primer paso para acercarse a la Libertadores. Luego de haber dejado pasar la oportunidad de clasificarse a través del torneo local, hay otros caminos que lo pueden conducir a su objetivo. Dos dependen de su rendimiento: ganar la Copa Sudamericana o la Copa Argentina le garantizarán un lugar en el certamen continental. Pero también lo conseguirá si River obtiene la Libertadores de este año o si Racing o Estudiantes conquistan la actual Sudamericana. Hay una alternativa híbrida: si el equipo de Holan es finalista de la Copa Argentina y su rival ya está clasificado, se habrá asegurado un cupo.

Después de cinco días de licencia, Independiente regresó anteayer a los entrenamientos. Holan, durante la última semana, no se desconectó ni un día. En busca de su sueño, le pidió a la dirigencia que le mantenga la base del plantel y que, en la medida de lo posible, lleguen tres refuerzos: un central, un mediocampista y un delantero. "Queremos -dijo el DT- que el plantel esté compuesto, como mínimo, en un 50 por ciento por futbolistas de las inferiores. Veremos si hay bajas para, de esa manera, analizar qué ajustes debemos hacer. En el caso de que lleguen refuerzos, nos tienen que aportar experiencia y jerarquía. De lo contrario seguiremos con la misma base. Estoy muy conforme con lo que hemos realizado".
Holan no sólo le cambió la cara al equipo, sino que se las ingenió para explotar los recursos limitados con los que contaba. Lo que no pudo evitar fue que en determinadas partes del torneo se notara la ausencia de recambio. Independiente, sobre todo en los momentos decisivos, no tuvo alternativas y quedó preso de su realidad. Por distintas razones, en los duelos cruciales falló más de la que esperaba y terminó penando por los puntos que no supo cosechar.
El breve receso se presenta como una buena oportunidad para robustecer las zonas menos productivas. El tema también pasa por retener a los mejores: ya son varios los clubes que preguntaron por futbolistas de la talla de Tagliafico o Rigoni, dos puntos elementales dentro del engranaje que diseñó el entrenador. El reto es doble: conservar a los imprescindibles y sumar variantes de peso.
Más allá de que no se cumplió el objetivo primordial, Holan, de perfil bajo, se ganó la confianza del plantel y en medio año encolumnó a Independiente detrás de una idea. A fuerza de trabajo, el ex DT de Defensa y Justicia, que tuvo que hacerse cargo de un equipo que venía a los golpes, llevó al equipo de Avellaneda a un plano más ameno. Cuenta con el apoyo de los hinchas y de la comisión directiva.
"Queremos ser protagonistas del próximo semestre. Además, todavía tenemos varias instancias como para clasificarnos a la Libertadores. Nos hubiera gustado conseguirlo antes, pero lo vamos a lograr", decía Holan durante la última semana, con el tono monocorde que lo caracteriza, como un halcón que no saca la mirada de su presa.

Tagliafico no se preocupa por la falta de refuerzos en Independiente

El defensor y capitán de Independiente, Nicolás Tagliafico, aseguró que más allá de que el equipo aún no se reforzó es "importante" mantener el plantel que en seis meses con Ariel Holan como entrenador "mostró un cambio futbolístico"."No me preocupan los refuerzos. Este plantel bancó el semestre pasado con poca gente. Sí es muy importante mantenerlo porque en poco tiempo con Ariel (Holan) mostramos un gran cambio y con más entrenamientos va a mejorar lo que faltó", aseguró el ex Banfield en conferencia de prensa, tras el entrenamiento en Villa Domínico."El plantel no se desarmó, por eso estamos preparados. El que llegue en estos días no creo que pueda jugar ya, pero este plantel va a dar todo", agregó.