viernes, 23 de diciembre de 2016

Bruno Marioni: "Los que deciden el esquema son los jugadores"

Por Aldana Valdez para De la cuna al infierno
Bruno Marioni, ex jugador de Independiente, pasó por los micrófonos de ‘De la Cuna al Infierno’ para dialogar acerca de la institución y sobre su presente, ya recibido como director técnico de fútbol: “Tengo la misma experiencia que Guardiola cuando arrancó”.
“Fue una muy linda etapa la que me tocó vivir en el ‘Rojo’. Siempre guardo mucho cariño con la institución. Fueron lindos momentos, a pesar de no haberlo podido coronar con un triunfo”, comentó en el inicio de la charla.
Asimismo, prosiguió: “En la primera etapa estuvimos con Menotti (César) y en la segunda estuvo Trossero (Enzo) y pudimos hacer un gran campeonato, a pesar de que no pudimos coronarnos quedó en el recuerdo de la gente”.
Por otra parte, comentó: “Soy técnico hace un año. Me fui a vivir a México; tenía deseos de estar allí. Sigo con las ganas y la ilusión de encontrar un lugar para dirigir. Lo primero que me preguntan es qué tipo de experiencia tengo como entrenador, la respuesta es, obviamente que ninguna, como cualquiera que comienza”.

“Estuve en Europa hace un tiempo para hablar con Ancelotti, Guardiola, Simeone, Pocchetino, Ángel Cappa. Todas estas charlas te dan la posibilidad de ratificar la idea que uno tiene de entrenador. Esto me permite seguir vigente en cuanto a las ideas”, expresó.
Además, contó un poco más acerca de su grupo de trabajo: “Mi ayudante de campo es Gustavo Raggio, que fue DT de Newell’s hace un tiempo. Charlamos y me dijo que él no quería seguir siendo cabecilla de un cuerpo técnico. Tengo una persona muy cercana a Marcelo Bielsa que prefiero, en primera instancia, no decir quién es”.
Para finalizar su diálogo con ‘De la Cuna al Infierno’, Bruno Marioni deslizó: “A mí me gusta trabajar por sectores, es decir, defensa, mediocampo y delantera. En cuanto a los esquemas que más me gustan, es el 4-3-3. En definitiva, los que deciden el esquema son los jugadores. No es un verso, es una realidad. Voy mucho más por la corriente de un muy buen fútbol y de que mis jugadores tengan la agresividad. La actitud no hay forma de negociarla”.