viernes, 9 de diciembre de 2016

Antonio Mohamed: “Me gustaría, algún día, regresar al Rojo”

Por Aldana Valdéz para De la cuna al infierno

Antonio Mohamed, director técnico campeón en Independiente en la Copa Sudamericana 2010, dialogó en ‘De la Cuna al Infierno’ en el día en el que se conmemora el sexto aniversario de la obtención de dicho certamen internacional tras aquella victoria por medio de los tiros desde el punto penal ante Goiás en el ‘Libertadores de América’. “Me gustaría, algún día, regresar a Independiente”, soltó.


“La mística y la historia del club ayudaron a salir adelante en aquel entonces. Ese equipo ganó por inercia la Copa. Con el empuje de la gente, la historia y el convencimiento de los chicos pudimos conseguir ese logro. Fue algo impensado. A medida que iban pasando los partidos lo íbamos imaginando y soñando. A veces me agarra la nostalgia y me acuerdo de las caras  de los hinchas llorando y festejando aquel título. Es algo que queda guardado para siempre. Fue un momento único y es algo que no me lo borra nadie”, declaró, en el inicio de su diálogo.

Asimismo, prosiguió: “Dirigir a un grande y salir campeón fue algo muy bueno. En Independiente tuve mi primer logro importante y eso me dio la posibilidad de dirigir otros clubes considerados, en México, por ejemplo”.

Por otra parte, el ‘Turco’ se refirió a las modificaciones que se fueron presentando en su carrera profesional y a nivel personal: “Hubo muchos cambios desde aquel DT campeón en Independiente a este. Las cosas han cambiado para bien y para mal. Nosotros en el 2010 salíamos jugando y la gente se agarraba la cabeza, no podía creerlo y hoy está de moda hacerlo. Actualmente sigo aprendiendo, tengo muchas ganas de seguir haciéndolo también. Los jugadores son una parte muy importante en un equipo. Son la clave. A veces sucede que por salir campeón, las luces nublan y se piensa que la única parte importante de la obra es el DT y no es así; sino que son los jugadores”.

“En la cancha de Racing, ante Tolima, me di cuenta de que podíamos ser campeones. Ese día que pasamos a la semifinal les dije a los jugadores que íbamos a ser campeones. Que sólo había que disfrutar porque lo íbamos a lograr. Luego nos pasó que nos quedamos sin el ‘Cuqui’ (Andrés Silvera). Sin él era difícil, pero pudimos lograrlo de todas maneras”, tiró.

“Teníamos muchos chicos que cabeceaban muy bien en la pelota parada. Mareque (Lucas), Battión (Roberto), Tuzzio (Eduardo), Velázquez (Julián), entre otros. La jugada de pelota parada de la final fue algo que lo habíamos preparado mucho, pero en el momento había que elegir. Cuando vas a un restaurant la comida está hecha, pero vos la elegís en el momento. Acá sucede exactamente lo mismo”, completó.

A su vez, sostuvo: “Jamás imaginé que ese sería el último título de Independiente. En aquel entonces, tuvimos la chance de la Recopa y de la Suruga Bank y no pudimos ganarlas. Me hago cargo de la parte que me toca, por supuesto. Yo estuve muy poco, fue repentino. Pero fue muy lindo; rápido, fugaz, eléctrico y con mucha adrenalina, pero lindo. Fue un momento difícil del club porque jugábamos copa internacional, pero también nos jugábamos el descenso, aunque nosotros estábamos en ese momento y queríamos ganarla”.

“Hay muchos jugadores que la presión los consume mucho. Que no están preparados para eso y hay que trabajarlo mucho. A veces les pesa muchísimo”, deslizó.

Por otra parte, Mohamed, lanzó: “En todos los equipos grandes argentinos hay jugadores a los que les pesa la presión y cuesta la adaptación. Cuando llegan a un grande, no son figuras”.

“Teníamos un muy lindo plantel. Parra estaba muy bien; lo pudimos recuperar a Fredes (Hernán). Galeano (Leonel) estaba muy bien también. Nicolás Martínez y el ‘Patito’ Rodríguez (Patricio) también lo estaban”, agregó.

Además, se permitió recordar cuál fue su debut en el conjunto rojo de Avellaneda: “Recuerdo muy bien el primer gol que tuvo mi equipo. Fue el del paraguayo Báez (Javier) frente a Racing en el clásico. Fue una mochila fuerte y salió todo bien, por suerte. Yo creía que lo podíamos ganar y así fue”.

Asimismo, no tuvo pudor en mencionar que habitualmente piensa en un futuro retorno al elenco de Avellaneda: “Siempre está en mi pensamiento regresar a Independiente. Me pone muy contento este reconocimiento después de mi pasar en el club”.

Para concluir su diálogo con ‘De la Cuna al Infierno’, Antonio Mohamed le dedicó unas palabras a los hinchas rojos y les sugirió tolerancia en este presente: “A la gente sólo le digo que tenga paciencia, que las cosas van a salir bien y que confíen en Milito (Gabriel) porque es una cuestión de tiempo. Las cosas van a salir como se espera”.
Audio aqui