domingo, 4 de diciembre de 2016

Gabriel Milito: "Sirve para detener un poco la caida"

Por Lourdes Peralta para Con Estilo Rojo

Independiente volvió a la victoria luego de la dura derrota en el clásico. El entrenador, Gabriel Milito, habló en conferencia de prensa tras el partido y analizó el desarrollo del juego.

En el comienzo, el DT hizo referencia a la importancia y la necesidad de conseguir el triunfo, luego de lo que fue la caída ante Racing el pasado fin de semana. “Era un partido donde necesitábamos ganar. Lógicamente entendemos la situación en la que estamos, pero sé que tenemos que estar juntos. Un entrenador depende y necesita a sus jugadores. Fue un triunfo necesario para toda la familia de Independiente. Para nosotros como cuerpo técnico, para los jugadores, dirigentes también y por supuesto los hinchas que venían golpeados. Esto no borra lo que ya pasó pero siempre es necesario ganar. Era un partido complicado por la situación y también teniendo en cuenta el rival. Muy contento por el triunfo, por el esfuerzo de los jugadores”, declaró.


Al momento de recibir al equipo, la gente se hizo escuchar y entonó un “Milito no se toca”, manifestando así su descontento con los jugadores. Al ser consultado por esto, el “Mariscal” señaló: “Escuchar, se escucha todo. Yo sé del respeto y el cariño de la gente de Independiente hacia mi, pero yo también formo parte de un grupo que hoy participa directamente en lo deportivo con el club y de alguna manera somos los encargados de generar felicidad, alegría o tristeza en el hincha. Yo no me puedo aislar de eso. Me siento el máximo responsable, no me causa felicidad eso. Me causa felicidad que el equipo funcione, que los jugadores estén contentos, que consigan ganar. Busco la felicidad de todos, incluyendo la mía”.

Luego, continuando con el análisis de la victoria y lo que significa por el momento que atraviesa el equipo, soltó: “Acá siempre necesitas ganar y en situaciones límites, mucho más. Necesitábamos ganar a un gran rival, con un contexto totalmente adverso. Por eso el comportamiento del equipo ante un partido con todo ese entorno no era sencillo y sin embargo estuvieron a la altura, consiguieron un triunfo merecido. Merecido desde el esfuerzo, a lo mejor el partido fue bastante parejo, se podía haber empatado también”. Y continuó: “Nosotros tenemos una propuesta donde se necesita asumir riesgos, estar anímicamente bien y sentirse pleno en cuanto a la confianza. No llegábamos a este partido en esas condiciones entonces había que hacer una mixtura entre lo que veníamos haciendo y empezar a jugar más directo con dos delanteros y a partir de ahí empezar a atacar. Era un planteo necesario, más allá de que nos alejábamos un poquito de lo veníamos haciendo”.

El entrenador presentó un cambio de esquema con respecto a lo que venía plasmando en los últimos partidos y apostó por la presencia de dos jugadores en la delantera. “Hoy por primera vez jugamos con dos futbolistas por adentro, renunciamos a tener el tercer futbolista que a nosotros nos gusta y sabemos que nos permite tener mejor circulación. Apostamos a quitar un jugador ahí para la elaboración, pero sí tener mayor presencia en el área, preocupar más a los centrales con los dos delanteros. En la medida que el rival nos permitiera tiempo y espacio, pasarnos la pelota y atacar a través del pase. Era un partido donde entendíamos que teníamos que combinar el pase corto con el largo y aprovechar los dos jugadores que tenés en el área para abastecerlos a través de los centros”, explicó Milito.

Al ser interrogado por la razón de la modificación en la forma de juego, amplió: “Entendí que teníamos que jugar de esta forma. No nos alejamos totalmente de la propuesta que nosotros tenemos. Hablé de combinar juego corto y largo, no solo juego largo. Entendí que el partido de hoy era necesario jugarlo de esa forma: comprometer menos a los futbolistas en el sentido de jugar más fácil, más práctico. Lo otro lo pueden hacer, pero se necesitan otros condimentos que en este momento no tenemos. Hoy era importante ganar para detener un poco la caída, para volver a generar confianza y a partir de ahí, poco a poco, volver a lo que nosotros queremos”.

Con respecto al debut del juvenil Fabricio Bustos en la primera división, opinó: “A Bustos lo conozco de mi etapa anterior. Con nosotros también él debutó en reserva. Lo vemos trabajar, entrenar, sabemos cómo juega, qué mentalidad tiene. Si bien era un partido delicado, sabía que él lo podía hacer muy bien porque nos iba a aportar frescura, entusiasmo. La responsabilidad no iba a caer sobre él. Lo veíamos muy bien y sabemos lo que nos puede dar. Lo hizo muy bien”.

Por otro lado, Gaby fue consultado por la situación de Cristian Rodríguez, que se lesionó nuevamente, y su continuidad en el club. “Ahora estoy contento por el triunfo que conseguimos, que necesitábamos. En este momento, feliz por eso. Las evaluaciones se deben hacer al finalizar el torneo”, sostuvo, desviando el foco de la pregunta y dejando en claro que aún no piensa en eso.

En el final, se le hizo referencia al respaldo que tiene por parte de los hinchas y dirigentes. “No sé si estoy inmune a cualquier derrota, no lo sé. Agradecido por lo de la gente. Lo que yo siento por el club y los hinchas no me lo va a modificar esta etapa. Trabajo cada día para hacerlo no bien, muy bien, sabiendo que a veces se consigue y a veces no, porque esto es un deporte. Ahora, mi consideración hacia el club y hacia los hinchas no va a modificarse. Me han dado todo durante tantos años y lo que más deseo es poder formar un equipo que nos represente a todos de la mejor manera posible. Si toca aceptar que un proceso se debe terminar o no fue bueno, lo haremos”, culminó el técnico.-
Audio provisto por Damián Casais (Zona Independiente)