domingo, 31 de agosto de 2014

A toda fiesta, Independiente venció a Rácing y habilitó la alta Sande

Su gente lo esperaba.- La CD regaló al socio y al hincha muchas buenas noticias esta semana: la solución al problema con Olimpiakos, la incorporación de Banco Ciudad y Quilmes como sponsors, la habilitación de la bandeja alta Sande (foto superior) con 2.507 nuevas plateas, ventas mal hechas del pasado que se corrigen (Patricio Rodriguez), pero el hincha quiere ganar.- Y mucho más si se trata del clásico rival: Rácing.- Y luego del regreso de Independiente a la categoría que jamás debió dejar, era el primer encontronazo.-
Y fue con éxito.- Se logró el objetivo.- Un equipo poco preciso, pero con mucho amor propio y tesón más espíritu de sacrificio, que logró, una vez más, dar vuelta un resultado y alzarse con una victoria muy festejada.- La fiesta, entonces, es total y completa.-
Independiente no jugó bien.- Más allá de la sorpresa que significó la apertura del score por parte de Diego Milito, el equipo sigue sin tener un funcionamiento regular y efectivo.- Pero tuvo mucho tesón y mucho empuje.- ya en ese mismo primer tiempo, llegaron los dos goles, ambos generados por jugadores que se impusieron en el área: Penco tras recibir un buen pase de Mancuello desde la derecha, y luego el propio Mancuello aprovechando una habilitación magistral de Rolfi Montenegro.- Con los dos goles, y el impulso anímico, Independiente se fue al descanzo con ventaja, aunque ya lamentando la salida de Escudero lesionado tras patear accidentalmente el banderín de corner.-

En el segundo tiempo, sorprendió Almirón a los 7 minutos al reemplazar a Rolfi Montenegro por Pisano. ¿Obligado o táctico? Lo cierto es que el equipo ya no tuvo conductor, y si bien hubo un par de contraataques que se pudieron haber aprovechado, Pisano careció del criterio y la velocidad mental necesarios para lograrlo. Su estilo calesitero y su escasa altura poco le aportaron a Independiente, que declinó poder ofensivo tras la salida del 23.-
Como si fueran pocas adversidades, Mancuello, el hombre pulmotor del equipo, salió lesionado también, agotando el tercer cambio a más de 25 minutos del final.-

Independiente hizo lo que pudo, afianzándose en la buena labor de Víctor Cuesta en la defensa y de Droopy Gómez en la salida por derecha.- Ambos refuerzos rindieron y fueron lo mejor del equipo en el segundo tiempo.-
Los minutos pasaron, Rácing no generó zozobra, y la esperada victoria llegó, para redondear un panorama más que alentador en todo sentido.
2-1 final que resume la alegría de Avellaneda con el regreso de su hijo dilecto.
Goles: PT 14' Milito (R), 25 Penco (I) y 38 Mancuello (I).-

RODRIGUEZ (6)
BREITEMBRUCH (5)
TULA (5)
CUESTA (7)
ESCUDERO (4)
GOMEZ (7)
BELLOQ (5)
MANCUELLO (7)
MONTENEGRO (6)
LUCERO (5)
PENCO (6)

Luego:

VIDAL (5)
PISANO (4)
FIGAL (5)