martes, 19 de agosto de 2014

Larga charla entre Rolfi Montenegro y Almirón


Esta mañana el Rolfi Montenegro y el técnico Jorge Almirón mantuvieron una larga charla al término del entrenamiento. Dijo que no discutieron por la capitanía, y que es bueno que se haya dado ese encuentro. 

Según pudo verse esta mañana, durante más de media hora, el técnico de Independiente, Jorge Almirón, mantuvo una charla en uno de los bancos de suplentes del complejo de Villa Domínico con Daniel Montenegro, referente del plantel que el sábado, en su vuelta a la titularidad, tuvo un flojo desempeño ante Estudiantes.

Luego de la misma, el Rolfi dialogó con Fox Sports y aclaró algunos de los temas que se trataron:  "Es normal. Siempre se habla. Cosas normales. Cuando se da una charla así se habla de todo. De lo que pasó, de lo que se puede llegar a solucionar; de muchas cosas en general. Es la segunda charla que tenemos así amplia y solos. Está bueno", señaló el jugador.

Luego Montenegro aclaró que no hablaron sobre la cinta de capitán (que recayó en Cristian Tula): "La capitanía no es un tema de conversación. Ni lo tocamos. Cada uno tiene sus gustos, sus decisiones y siempre son respetables. A mí me gusta ser el capitán, obvio, pero hay elecciones. Apoyo a Cristian y lo respeto, como lo hacemos siempre como a cada uno que le toca estar en esa posición. Estoy siempre predispuesto a colaborar más allá de tener una cinta o no".

"Si me saca no me lo va a decir. La charla salió. No había nada de qué hablar en sí. Terminó el entrenamiento, nos cruzamos y nos quedamos hablando", dijo cuando se lo consultó sobre si mantendría o no la titularidad en el equipo. 

Por último, analizando el partido frente al Pincha, Montenegro manifestó: "Por ahí no pasamos las líneas con la rapidez que las pudimos pasar contra Rafaela. Allí, con uno o dos toques encontrábamos a los delanteros, pero ahora se hizo más previsible a la hora de atacar. No le encontramos esa vuelta. Por ahí debemos tener más precisión o darle más velocidad al pasar esas líneas".

Edición: "La Caldera del diablo"