martes, 26 de agosto de 2014

Independiente lo dió vuelta en Bahía Blanca

Independiente dió vuelta en Bahía Blanca un partido que venía complicado.- El técnico, fiel a su estilo, hizo varios cambios con relación a su última formación titular. Y de esos cambios, algunos funcionaron.- Pese a todo, en el primer tiempo Independiente adoleció de una enorme debilidad ofensiva, mientras seguía con su toqueteo intrascendente no exento de ciertas zozobras cuando el rival ganaba la espalda de los defensores, generalmente por los laterales de una defensa de tres en línea.- En uno de esos desbordes (por la izquierda de nuestra defensa) llegó la jugada del penal que Blanco convirtió para Olimpo.- El DT esta vez dejó en la cancha a Montenegro, y su talento fue fundamental.- Esta vez puede decirse que los cambios dieron un efecto positivo, porque Vidal ayudó a Belloq a controlar el mediocampo (Belloq habría jugado un muy buen partido de no ser por algunas desatenciones que generaron dos jugadas de peligro, una en cada tiempo), porque Pisano colaboró con Montenegro aportanto movilidad, y porque Lucero agregó peso ofensivo dividiendo marcas y generando riesgo (sobre todo con un potente remate que el arquero apenas alcanzó a desviar).- A quince del final la expulsión de Blanco fue un incentivo para Independiente, que fue adelante con lo que tenía. Y a cinco del final, el partido tuvo su vuelco: a los 42, un pelotazo cruzado de Cuesta desde la izquierda fue bien capitalizado por Pisano entrando por derecha, quien sacó un centro razante para que Penco la empuje al gol. Y ya a los 92, Rolfi Montenegro sacó un milimétrico pase de la galera para que Mancuello defina el partido frente al arquero (la foto muestra el preciso momento del pase que definió el match).- Alegría y entusiasmo para encarar el clásico. RESULTADO FINAL: OLIMPO 1 - INDEPENDIENTE 2

RODRIGUEZ (6)
BREITEMBRUCH (6)
TULA (5)
CUESTA (5)
MENDEZ (5)
BELLOQ (6)
ESCUDERO (5)
GOMEZ (5)
MANCUELLO (6)
MONTENEGRO (7)
PENCO (6)

Luego:

LUCERO (6)
PISANO (6)
VIDAL (6)