domingo, 30 de agosto de 2015

Empate con sabor amargo: 1-1 ante Estudiantes

Independiente esta vez mereció más de lo que se llevó.- Un pálido empate es poco frente a un equipo como Estudiantes, muy débil, que llegó a Avellaneda con un planteo mezquino, y que merced a un penal al menos discutible (para mi no fue penal) se llevó un premio excesivo.- Independiente repite sus falencias que a esta altura son indisimulables (la falta de un enganche número diez clásico, como era Montenegro; con su consiguiente falta de claridad en ofensiva) pero aún así fue superior al rival.- Se puso en ventaja con un lindo gol de Vera tras precisa habilitación de Benitez, pero la ingenuidad de Toledo en saltar con la mano extendida, sumado a la falta de criterio del juez que no vió que la pelota rebotó primeramente en la rodilla del defensor antes de dar en la mano, le regaló a Estudiantes un empate que no merecía. Debe explicar Pellegrino las razones de la inclusión de Trejo, cuando había no menos de cinco alternativas antes de recurrir a este jugador, cuya presencia es un capricho insostenible. Este jugador erró un gol en situación inmejorable que pudo cambiar el dejo de amargura que el empate deja.-
Antes del partido, el presidente del club, Hugo Moyano, extendió al técnico de Estudiantes Gabriel Milito una plaqueta de reconocimiento.-

RODRIGUEZ (5)
TOLEDO (4)
PELLERANO (5)
CUESTA (5)
TAGLIAFICO (4)
MENDEZ (5)
VITALE (5)
AQUINO (s/p)
CEBOLLA RODRIGUEZ (5)
VERA (5)
BENITEZ (6)

Luego

ALBERTENGO (5)
TREJO (3)
PISANO (s/p)