domingo, 23 de agosto de 2015

¿Y si Moyano le cruza el camión a Tinelli? (Diario Perfil)

¿Y si Moyano le cruza el camión?

 Marcelo Tinelli es el gran candidato para la presidencia de la AFA. Sin embargo, susopositores manejan una última carta: el sindicalista.

Hoy (por el jueves 20) Tinelli habló como lo que es desde hace ya un par de días: el presidente de la AFA”.
La palabra de un hombre que conoce como pocos esos pasillos de Viamonte al 1300, no hace más que reflejar el sentir de muchos de los dirigentes que hasta la ya mítica reunión del pasado martes en la AFA, tenían más dudas que certezas.
Hoy, Marcelo Tinelli es la cabeza de un organismo que pasó de tenerlo como el enemigo a festejar una prórroga en las elecciones. ¿Para qué sirve el retraso? Para “armar” un candidato potable que lo enfrente. Eso sí: en caso de no alcanzar la popularidad necesaria antes de marzo, todo quedaría allanado para el conductor televisivo.
En la trascendental reunión del Comité Ejecutivo, el vencedor variaba según el interlocutor. Sin embargo, en lo único que todos los presentes concordaban era en la importancia que tuvo Hugo Moyano para “firmar el pacto de Viamonte”.
“Sin Moyano, todo terminaba a las piñas. Fue el garante del consenso del otro día porque la jugada del grondonismo era postergar las elecciones hasta junio del año que viene y Tinelli quería que se hicieran en octubre. Por eso se decidió en marzo”, asegura otro dirigente que fue partícipe de la discusión.
También lo asegura Carlos Montaña, vicepresidente de Independiente: “La figura de Hugo fue muy importante, no sólo a la hora de la negociación sino para tratar de revertir una situación: la de llegar a la votación de manera dividida, como iba a pasar. Hubo reuniones que nuestro presidente tuvo con Tinelli, en las que después se llegó a parte del acuerdo que se terminó votando en el Comité Ejecutivo. Gracias a eso, cuando votaron todos los clubes, hubo unanimidad”.
Clarito. Tan claro como que el plan del grondonismo es que el líder del sindicato de camioneros sea el rival que le pelee cara a cara la presidencia a Tinelli.
¿Es candidato? El hecho de que Moyano sea la esperanza de Luis Segura y compañía no quiere decir que el presidente del Rojo esté convencido de dar el paso hacia la contienda. Los que lo conocen más que ninguno aseguran que su postura es la de no declarar acerca de su futuro, por el desconcierto que es la AFA hoy. No quiere quedar pegado con tamaño desmanejo. El que lo apoya más que ninguno es su yerno, Claudio Chiqui Tapia, quien como vicepresidente segundo de la AFA y cara de los votos del ascenso, pisa fuerte.
Serían esos clubes, más los que pueda conseguir hasta marzo, los que decidan la postura final de Moyano. “Falta mucho para el día de las elecciones, y de acá a esa fecha hay que trabajar demasiado”, aseguran desde el entorno del sindicalista.

Los otros. Luis Segura tiene casi los dos pies fuera de la carrera por la presidencia. La reunión del miércoles por la noche que tuvo el actual presidente con Tinelli en la casa que el conductor tiene en Le Parc, fue un mensaje claro: que salvo un milagro electoral, la transición de poder ya comenzó. Como si fuera poco, a Segura nadie le garantiza inmunidad en el FIFA-Gate, después de las palabras de Alejandro Burzaco.
El otro nombre que cada vez tiene menos fuerza en esta nueva batalla por el sillón de la AFA es el de Víctor Blanco, presidente de Racing, quien se debate entre quedarse en el grupo de los grandes (River, Boca y San Lorenzo) y del deseo de La Cámpora, que menguará su poder tras las elecciones nacionales, de postularlo.
Hoy por hoy, un camporista no apoyará a Moyano ni siquiera bajo amenaza. Por lo que Blanco quedó en el medio de las dos potencias, sin mucho peso propio.
Chiqui Tapia tiene el apoyo del ascenso pero juega más para las intenciones de Moyano que para las propias. “Si la votación fuese hoy Tinelli tendría más de cincuenta votos, de 75 totales”, sentencian desde adentro.
Quiere un rival. Consciente del panorama, Tinelli no quiere llegar sin obstáculos al sillón de Grondona, que heredó Segura. El motivo es que si asume con otra negociación que le dé unanimidad, le costará concesiones de poder para los Tapia, Moyano y lo que queda del grondonismo. Y si hay algo claro es que los caminos de Tinelli con sus rivales no se choca en ningún lugar común.
En su nuevo rol de vicepresidente, trabajará desde adentro y se apoyará en sus dos primeros laderos: Matías Lammens y Eduardo Spinosa. El objetivo está claro: adelantarse pararevertir el déficit económico de la AFA. Aun si su llegada al poder estará minada por un grondonismo que todavía late.
(*) Esta nota fue publicada en la Edición Impresa del Diario Perfil. Escrita por Javier Lanza.-