miércoles, 19 de agosto de 2015

Esta vez, con la efectividad en contra, Lanús nos sacó de la Copa Argentina

Triste final para la participación de Independiente en la Copa Argentina. Sin ser inferior a Lanús, que tuvo esta vez la misma efectividad que en otros partidos tuvo Independiente para ganar su seguidilla de seis partidos.- Sin volumen de juego, sin ideas, sin un armador de juego (puesto vacante desde la salida de Montenegro), pero tampoco siendo claramente superado por Lanús, que solamente aprovechó las dos oportunidades que tuvo. 
Pellegrino armó un equipo dispuesto a afrontar el partido con cautela, de ahí el ingreso de Ortiz por el alicaido Pisano.- En el primer tiempo, con ese esquema, Independiente jugó realmente muy mal.- Sin generación de fútbol, sin llegadas claras, fue sorprendido por un ingreso de Román Martínez por el medio de una defensa distraida  y se fue 0-1 sin muchas respuestas a ese impacto.

En el segundo tiempo, Pellegrino quiso corregir e incluyó a Pisano por Mendez (hoy flojo y además amonestado), pero Pisano no fue solución.- Aquino ingresó por Abertengo (también flojo) y el equipo, a base de entusiasmo y empuje, acorraló por momentos a Lanús, que en el segundo tiempo no generó absolutamente nada. El Ruso Rodriguez practicamente fue un zaguero más. Claramente falló la generación de futbol. En un ataque aislado, Lanús definió el partido en una buena combinación e Independiente, si bien empujó y empujó, no logró jamás un remate claro o un mano a mano con el arquero.
Tras el 0-2 final, la tristeza embargó a las 10.000 persones (foto) que pese al horario laboral del partido y la lejanía de Avellaneda, se hizo presente para alentar al equipo.

RODRIGUEZ (5)
TOLEDO (5)
PELLERANO (5)
CUESTA (5)
TAGLIAFICO (5)
MENDEZ (4)
VITALE (5)
ORTIZ (5)
BENITEZ (6)
ALBERTENGO (4)
VERA (5)

Luego ingresaron

PISANO (5)
AQUINO (5)
LUCERO (s/p)