viernes, 27 de marzo de 2015

Matías Pisano: "Almirón me está enseñando a jugar al fútbol".


"Al entrenador hay que bancarlo", dijo Pisano sobre Almirón.
 
Por Favio Verona, Fverona@ole.com.ar. (Olé)
 
Matías Pisano contó que los consejos del técnico lo ayudaron a crecer. “Me hizo un jugador más completo”, dijo. Y avisó: “El equipo no alcanzó su techo”.
 
Es la sonrisa del grupo, aquél que porta la bandera de la picardía, todo un bombardero que dispara sin piedad chicanas, chistes y bromas. “Es un enano jodido”, lo define, jocoso, el Ruso Rodríguez. Matías Pisano exhibe su desfachatez dentro y fuera de la cancha. “Voy a pedirle a mi hermano Nicolás, que es poeta, que le escriba algo a Fede (Mancuello) por su convocatoria a la Selección, ja”, le cuenta entre risas a Olé . Y descarga un elogio para el capitán: “Se lo merece porque la está rompiendo. Todos quisiéramos estar en su lugar y debe disfrutarlo: se sacrificó mucho para llegar. No debe haber nada más lindo que estar ahí. Lo vamos a extrañar porque es muy importante para nosotros y nos aporta muchísimo”.
 
-¿Es irreemplazable? -Es una pieza clave. Pero estoy convencido de que vamos a poder suplir su ausencia porque todos están preparados para entrar. Hay mucha competencia interna y nadie quiere desaprovechar su oportunidad de mostrarse.
 
-¿Contra Arsenal lograron apagar los murmullos justo a tiempo? -Sí. A veces se nota el nerviosismo de los hinchas, pero a Almirón hay que bancarlo. Todos estamos convencidos de su idea y vamos a tratar de sostenerla más allá de lo que se diga. Muchos crecimos con él. A mí me está enseñando a jugar al fútbol.
 
-¿Qué aprendiste? -Me hizo un jugador más completo. Hoy leo mejor las jugadas, trato de aportar más dinámica. Jorge siempre nos marca que hay momentos para atacar y otros en los que hay que hacer la pausa. No todo es ir para adelante. Se notó en los últimos partidos, ya que jugué bien y fui regular.
 
-Los equipos a veces suelen relajarse después de una actuación como la que tuvieron ante Arsenal. ¿Lo hablaron? -Sí, es fundamental que no nos suceda. Para pelear el torneo debemos mantener el nivel de intensidad en la presión y no aflojar.
 
-¿Fue el partido en el que mejor lograron plasmar la idea del técnico? -En este torneo habíamos jugado muy bien ante Newell’s (3-2) y Quilmes (2-1). Pero contra Arsenal no nos convirtieron, algo que no habíamos podido lograr en todo el torneo. Es cierto que nos pusimos rápido en ventaja y eso siempre facilita las cosas, pero después pudimos manejar la pelota y generar situaciones. Sabemos que si los delanteros somos los primeros defensores, que si todos somos solidarios para que el equipo sea sólido, arriba hay material para marcar la diferencia. Vamos por el buen camino, pero no hay que confiarse: debemos mejorar.
 
-¿En qué aspectos? -Ellos nos llegaron y hubo pelotas paradas en las que marcamos mal. El equipo no alcanzó su techo, podemos dar mucho más, jugar aun mejor. Nuestra mayor mérito fue no abandonar la idea a pesar de la impaciencia que había en el ambiente. Y hoy se ven los frutos. Ante Arsenal íbamos ganando 2-0 y nos pedían más. Nosotros también queremos ir por más, pero debemos ser inteligentes, hacer la pausa, tener la pelota para que el rival corra y se desgaste. Si te volvés loco no generás espacios. El aporte de Méndez fue muy importante en ese sentido.
 
-¿Por qué? -Jesús es inteligente, maneja los tiempos, genera la dinámica que se precisa para encontrar huecos y hace circular la pelota para que los rivales se cansen corriendo atrás de ella. Me entiendo muy bien con él.
 
"OLÉ"